Brujas

Volver

La Guerra del Acre y el heroico Colegio Nacional San Luis

Pocos informes documentales existen sobre este particular, más es la tradición oral en familias que tuvieron la previsión de transmitir ese hecho de generación en generación

Fuente: Miguel Molina Gareca

27/06/2023

El aniversario de este histórico colegio trae a la memoria pasajes heroicos de esa valiente “muchachada” que pobló las aulas del poderoso Nacional San Luis, pasajes que se van perdiendo en el tiempo por lo que es conveniente recordarlos por sus singulares actos de valentía.


 Por ejemplo, fueron muchachos de este colegio los que enterados del asalto al poder por Melgarejo, se levantaron tomando la Prefectura local y arma en mano resistieron hasta que las fuerzas militares los doblegaron; no pasaron muchos años y cuando el golpe de Daza, sucedió lo mismo, sólo que esta vez fueron proscritos muchos de sus profesores y estudiantes.


 Un hecho tal vez insólito sucedió a inicios del siglo XX cuando Bolivia tuvo que enfrentar al Brasil en la Guerra del Acre. Ni bien iniciado el año 1903, los anuncios del conflicto eran ya conmovedores. Llega a Tarija la instrucción desde el gobierno para enlistar a los soldados que deberían marchar hasta aquellas tierras. La convocatoria es hecha por el Prefecto de entonces, quien en cumplimiento de lo mandado procede al sorteo de los que marcharán a la guerra en un acto en la plaza principal.


Los estudiantes del Colegio San Luís, que días previos se habían enterado por intermedio sus padres o averiguación propia lo que iba a acontecer deciden reunirse en los salones de su viejo colegio y tras prolegómenos, cruce de ideas, debates y propuestas deciden marchar como un solo cuerpo hasta la plaza principal donde se presentarían en calidad de “voluntarios” para marchar, prescindiendo en dicho caso del sorteo que podría evitarles ir a la guerra.


Pocos informes documentales existen sobre este particular, más es la tradición oral en familias que tuvieron la previsión de transmitir ese hecho de generación en generación.


Resulta que luego de su asamblea los estudiantes del colegio (“muchachada” que le decía Nilo Soruco) abandonan el salón del colegio y formados marchan hacía la plaza Luís de Fuentes, ingresando por la antigua calle de La Matriz entonando el himno a Tarija. A decir de los testimonios la gente primero sorprendida por esa masa de estudiantes quedó luego muda y finalmente soltaron lágrimas al ver el desprendimiento de esa juventud tarijeña.


Faltan palabras para describir ese momento, las madres ven a sus hijos y en sus corazones sienten que algo se quiebra, los padres no saben si actuar con vehemencia o respetar ese valor. Dicen que el Prefecto en medio de los sollozos agradeció esa muestra de patriotismo y se comprometió a tomar en cuenta a esos “voluntarios”, muchos de los cuales, en efecto, partirían a la guerra que se desataba a poco más de dos mil kilómetros de distancia.


Un impreso de la época (Semanario Nieblas) informa un poco sobre estos hechos, pero como se dijo anteriormente es más la tradición oral la que mantuvo esta acción para honor y gloria de la juventud tarijeña y en especial de los estudiantes de ese colegio.



TEXTO E INVESTIGACIÓN: MIGUEL MOLINA GARECA

Fuente: "Revista Histórica Col. Nal. San Luís Honor y Gloria"

Edición: Gustavo Castellanos Echazú





Comparte:



© 2024 Tarija Conecta