Brujas

Volver

La fundación y destino de Tarija

La Plaza Mayor de Tarija, denominada “Luis de Fuentes y Vargas” en homenaje a su fundador, probablemente haya optado por este nombre a finales de 1800

Fuente: Por: René Aguilera Fierro *

04/07/2023

El Virrey Don Francisco de Toledo, expide es la Plata, el 23 de Enero de 1574 una provisión con la que designa a Luis de Fuentes y Vargas, la misión de fundar en el Valle de Tarixa, una población con el nombre de Villa de San Bernardo de la Frontera de Tarixa. Además, lo nombraba Capitán y Justicia Mayor, debiendo repartir entre sus acompañantes solares y tierras, huertas, estancias, caballerías y otros aprovechamientos que se logren en la Villa.


La Fundación de la Villa, tenía por objeto poner atajo a los daños, muertes y robos que los indios chiriguanos hacían a los vasallos de su Majestad; asimismo, la misión contemplaba la evangelización a los infieles de la región.


Luis de Fuentes y Vargas fundó la Villa de San Bernardo de la Frontera de Tarixa el 4 de Julio de 1574, con 45 españoles y otros tantos indios chichas traídos como sirvientes. El Capellán era Fray Francisco Sedeño, Vicario del Convento Dominicano de la ciudad de La Plata, religioso que erigió la primera iglesia de Tarija, la cual estaba ubicada, por entonces, en la actual Plaza de armas; la iglesia tenía el nombre de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción.


Los antecedentes de la fundación están referidos al año 1571; el secretario del Virrey del Francisco de Toledo escribe en el Cuzco, que Juan Ortiz de Zarate tenía en el Valle de Tarixa una hacienda y que los indios chiriguanos cometían atrocidades en la región, fundamentación que demuestra el origen del ganado encontrado por los fundadores a su llegada al valle de Tarija y refrenda las justificaciones que hace el Virrey Toledo en la provisión expedida en favor de Luis de Fuentes, "detener los daños, muertes y robos que los indios chiriguanos hacen a los vasallos de su majestad así como a españoles e indios”.


El padre Alejandro Corrado escribía en su libro “El colegio Franciscano de Tarija y sus Misiones”, en uso de una carta del Concejo Municipal dirigida a la Audiencia de La Plata y fechada el 29 de octubre de 1574, dice, “... Nos hemos ocupado de hacer algunas casas con torres fuertes y un fuerte grande para todos los indios, está hecho de palizada y toma toda la plaza de esta villa dentro de la cual están todos los indios muy contentos. Poblamos a cuatro de julio en un sitio bueno y llano cerca del río principal, por medio del pueblo va una acequia de ocho pies de ancho (2.5 metros) y por la parte de arriba va otra del mismo anchor, la tierra es fértil y se cree que se darán en ella viñas, olivares y otras plantas.


Es muy ancho el valle, por una parte tiene seis leguas y de largo unas diez leguas (31 por 52 kilómetros). Tiene muchos ríos y arroyos de muy estimadas aguas que riegan la mayor parte del valle, hay en los ríos muchos pescados y en el valle mucha caza de volatería como de montería, hay venados, urinas y en lo alto, vicuñas y guanacos, hay también palomas, perdices, patos, garzas, bandurrias y otras aves.


Hay mucho ganado vacuno cimarrón y puercos, el ganado vacuno existe en tan grande cantidad que en esta provincia no se halla otra dificultad sino en haberlo y el daño que hacen en las cementeras y los toros que hacen también por ser muchos y muy bravos... Al poco tiempo, los pobladores de la nueva villa se vieron en aprietos... “Casi la mitad de ellos, no pudiendo sufrir tanta miseria, desertaron, volviendo a las comodidades de Potosí y Chuquisaca. Sólo 23 se mantuvieron firmes, algunos de ellos no tenían camisa para vestirse, sus provisiones consistían en un poco de maíz que les proporcionaban los indígenas vecinos.


En cuanto a pertrechos de guerra apenas tenían 14 arcabuces y 19 espadas, esto estaba reflejado en la carta fechada el 28 de diciembre de 1574 dirigida al Virrey Toledo, concluían diciendo, suplicamos a vuestra excelencia nos de licencia para ir a buscar nuestras vidas y no estar aquí perdidos. Por cuya razón, el Virrey ordenó que los pueblos de Cotagaita, Calcha y Talina trasmigrasen a Tarija con 140 indios chichas para que ayudasen a los nuevos colonos en la construcción de sus casas, labores de campo, guarda de ganado y en las contingencias de la guerra. Estos indios chichas fueron recibidos como Mitayos para la utilidad común y Yanaconas, los esclavos de particulares.


Los fundadores encontraron en Canasmoro, Sella, Coimata y la Victoria, tribus de Tomatas y, en Chocloca y Concepción encontraron a los Churumatas. Estas tribus eran pacíficas y dócilmente se aliaron a los españoles por la protección que les daban contra los chiriguanos. No obstante, se sabe que los Tomatas fueron guías y guerreros; indígenas que luego fueron exterminados en la lucha contra los chiriguanos, quienes azolaban la región con asaltos y quemazones de casas y sembradíos.


Estos fueron años de valor y heroísmo; como se dijo, el 28 de Diciembre de 1574, solo quedaban en la nueva fundación 23 españoles, el resto había retornado a Potosí y Chuquisaca de donde provenían. Los años subsiguientes fueron menos aciagos y más importantes para la solariega vida en Tarija. Se cumplía uno de los objetivos no dicho pero que era de dominio del Rey de España, Tarija sería el nexo para abrir camino entre La Plata y Asunción del Paraguay y, por tanto, que haya facilidad en las contrataciones y fluido comercial con el Rio de La Plata.


Luis de Fuentes y Vargas, nació en Sevilla (España) el 21 de junio de 1530, hijo legítimo de don Pedro de Fuentes y Ana de Vargas. Falleció en la ciudad de La Plata (Sucre) el año 1598, sus restos fueron trasladados y hoy descansan en la Basílica de San Francisco de Tarija.


Luis de Fuentes y Vargas, pintura de Johnny Ponce de León


El destino de Tarija


El Departamento de Tarija se ha caracterizado por la postergación de que ha sido objeto, olvido que se arrastró por décadas. Primero fue en los albores de su fundación, luego, en la época de la república. Pese a todo, en los momentos más cruciales tuvo la valentía de levantar la voz con arrojo, propia de un coloso, Tarija pudo sustentar la firme determinación de pertenecer a Bolivia, contrariando la voluntad del Libertador de América.


Pero esa no fue la única vez que Tarija se hizo sentir, ya antes, había impuesto sus razones al propio Rey de España referente a las disposiciones emanadas por las Leyes de Indias. Según el Cabildo de 1807, aducía "aceptar pero ejecutar", fue un acto de sublevación y rebeldía. La Real Cédula mandaba desmembrar el territorio de Tarija de la Intendencia de Potosí y del Arzobispado de Charcas, para que dependa de Salta, según nos hace conocer Luis Pizarro.


El 18 de agosto de 1810 Tarija se adhiere al movimiento emancipador de Buenos Aires, con lo que pasa a la historia como el primer Departamento de Bolivia en hacerlo. Con respecto al Cabildo Abierto de 1807. Tarija fue la primera ciudad que manifestó un desacato público a la Corona, quizá el primero en América, así nos lo hace ver el Dr. Jorge Araoz Campero en su libro "Monografía de Tarija".


El contenido histórico es ratificado por el Manifiesto del Cabildo y del Colegio electoral de Tarija del 17 de Octubre de 1826, al referirse a la incorporación a la Provincia de Salta, dice textualmente: "Su Majestad el Rey de España mandó la incorporación de Tarija (Bolivia) a Salta (Argentina), aquella reclamó de esa providencia contraria a su dicha y, desde entonces y durante la revolución ha permanecido gobernada por si propia; haciendo esfuerzos extraordinarios, sin más auxilios que la firmeza y el valor de sus habitantes...”


En realidad, Tarija permaneció gobernada por su Cabildo, es decir, hasta el 25 de Julio de 1810, fecha en la que se adhiere a la causa de Buenos Aires. Se hace esta afirmación en razón que durante la revolución emancipadora, la Villa de Tarija fue gobernada, unas veces por autoridades designadas por los jefes argentinos, otras por jefes españoles y, en determinadas ocasiones, por sus propios caudillos. Sin embargo, la total libertad del Yugo español en Tarija se logra el 8 de Marzo de 1825, así reza el documento firmado por el coronel Eustaquio Méndez Arenas, transcrito por Luis Pizarro en su obra "Origen de la Independencia de Tarija", es decir, escrito un mes antes de la última batalla ocurrida en América (Tumusla, 2 de Abril de 1825).


Tres meses después de su liberación definitiva, el vecindario de Tarija firma el Acta de Unión (9 de Junio de 1825), en el que consta que se hace parte del Alto Perú, cuya copia llegó a manos del Mariscal Antonio José de Sucre, no así a la Asamblea Constituyente, razón por la que no fueron reconocidos los Diputados tarijeños, más aún, no figuren sus firmas en el Acta que declara la creación de la República de Bolivia.


Durante El gobierno de Andrés de Santa Cruz, la Villa de Tarija es elevada al rango de ciudad, mediante Decreto Supremo de 7 de enero de 1831. El mismo año, mediante otro Decreto Supremo de 24 de septiembre de 1831, se crea el Departamento de Tarija, nótese lo que indica el artículo 5°), dispone: Que su ejecución queda en suspenso, mientras las Cámaras Legislativas "arreglen sus rantas, provincias y todo lo concerniente al Departamento”. En consecuencia -dice Araoz Campero- lo único que se hizo con dicha Ley fue convertir a Tarija en Provincia independiente de la tuición de Potosí, lo anterior esta ratificado por la Constitución Política del Estado del 20 de octubre de l834, en su artículo Tercero dice: "El territorio de la Nación Boliviana comprende los Departamentos de Potosí, Chuquisaca, La Paz, Santa Cruz, Cochabamba, Oruro, las provincias Litoral y de Tarija".


En esta constituyente representaron a Tarija, los señores Manuel José Araoz y José Pablo Hebia y Vaca, como Diputado y Senador respectivamente. Araoz Campero, indica que mediante “El Decreto Supremo del 2 de Junio de 1843, autoriza al poder Ejecutivo se haga la División del Departamento de Tarija en Provincias y Cantones. Mandato que se cristaliza mediante Decreto Supremo de 6 de junio de 1843; que en su parte resolutiva, dice: "Artículo primero: El Departamento de Tarija se divide en tres provincias que se denominarán: El Cercado, Salinas y Concepción. Articulo Segundo: La provincia Cercado comprende los Cantones: Tolomosa, San Lorenzo, San Pedro de las Peñas y Tomayapo; La Capital será la del Departamento; artículo Tercero: La Provincia de Concepción se compondrá del Cantón de este nombre; Padcaya, Yunchará y Santa Ana. Su Capital será el pueblo de Concepción, Articulo Cuarto: La de Salinas continuará como fue elegida por Ley de 10 de noviembre de 1832”


La Plaza Mayor de Tarija, denominada “Luis de Fuentes y Vargas” en homenaje a su fundador, probablemente haya optado por este nombre a finales de 1800. Sobre la Calle “15 de abril”, frente al antiguo Cabildo o edificio del actual Concejo Municipal, imponente se erige la estatua de su fundador de pie, con el brazo derecho extendido, sostiene su espada conquistadora que apunta hacia el sector del río Guadalquivir; obra del artista José Santos Mujica e inaugurada el 4 de julio de 1991. Su estructura fue trabajada en cemento, alma de acero y un delicado patinado que realza su belleza.


El destino de Tarija, junto a sus peripecias históricas, es la vía autonómica; pero su grandeza será lograda finalmente con fervor y patriotismo de sus propios hijos.


Tarija, junio 29 de 2023


(*) Extraído del Libro “Tarija de Fiesta, Costumbres y tradiciones”, obra de René Aguilera Fierro, Presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Tarija (Bolivia), Secretario General de la Unión Latinoamericana de Escritores (Sede México); autor de veintiún obras literarias publicadas, promotor y conductor radial de Programas culturales, catedrático universitario, Decano, Ingeniero Forestal, Consultor Ambiental y Periodista profesional; Presidente del Consejo Departamental de Culturas de Tarija. Maestro de las Artes (Ministerio de Educación de Bolivia); colabora con varios periódicos y revistas del país y exterior. Organizador de los célebres Coloquios Literarios y los afamados “Encuentros Internacionales de Escritores”. EMAIL: reneaguilera50@hotmail.com







Comparte:



© 2024 Tarija Conecta